Para pasar un día en la playa

Un día caluroso de verano se pasa mucho mejor tomando el sol y dándote un baño en la playa. Pero muchas veces se nos plantea la duda de qué hacer con nuestra mascota durante toda la jornada. Una buena solución es llevarlo con nosotros, pero sabemos que no todas las playas admiten animales (https://www.viajeconmascota.com/category/playas/). Por esta razón el primer paso es informarnos de qué playas son aptas para nuestras mascotas cerca de nuestra localización. Sin embargo hay que tener cuidado y tomas las medidas adecuadas para garantizar la seguridad de nuestra mascota y del resto de visitantes de la playa. Para que todo funcione y pasemos un maravilloso día en la playa vamos a seguir una serie de pasos: En primer lugar, antes de salir de casa debemos organizar a qué playa ir y qué vamos a llevar. Lo más importante será contar con los papeles del perro, un bebedero y agua suficiente para que nuestra mascota no se deshidrate y un comedero y comida suficiente según el número de horas que vayamos a estar fuera de casa. No olvides que has de llevar bolsas para recoger tus necesidades y mantenerlo todo limpio. Te recomendamos también llevar algún juguete, para la arena o para el agua y, si es un día caluroso, no olvides la sombrilla para poder descansar a la sombra. Cuando estemos en la playa elige un sitio relajado, con sombra y utiliza un protector solar en las zonas de menos pelo de tu mascota. Además, cuida la parte inferior de las patas, pues tu mascota puede sufrir quemaduras en las almohadillas. Puedes utilizar protectores para almohadillas con idea de garantizar su seguridad. Deja el bebedero y comedero cerca por si tiene sed o hambre y evita que tu perro beba agua del mar, porque puede provocarle problemas gastrointestinales (https://www.veterinariosonline.com/). Para que tu perro se bañe elige una zona poco profunda y no le pierdas de vista en ningún momento. En caso de que no le guste bañarse, es conveniente que le echemos agua de vez en cuanto por encima para mantener la temperatura correcta. Recuerda que tu perro también puede sufrir un golpe de calor. Al volver a casa dale un baño de agua dulce para acabar con restos de arena y sal. Vigila a tu perro ese mismo día y al siguiente por si se rasca mucho la cabe u orejas, podría tener otitis canina. Si sigues estas indicaciones no dudes que pasarás una estupenda jornada de playa con tu mascota. Ahora solo toca prepararlo todo y ¡disfrutar!
Facebook Instagram