La vejez en los gatos, así debes cuidar a tu gato senior

La vejez en los gatos, así debes cuidar a tu gato senior

Si tienes un felino de entre 10-16 años sabrás ya que casi sin querer tu pequeño compañero vital se ha convertido en un gatito de la tercera edad. ¿Sabes cómo ayudarle para que siga siendo un gato feliz en ésta época de su vida? Hoy estrenamos contenido hablando de la vejez en los gatos. ¿Te interesa?

La vejez en los gatos no es manifiesta en su apariencia física, por lo que muchas veces los dueños de felinos senior casi se olvidan de que su pequeño amigo ya ha cumplido más de los 60 años en edad humana. En primer lugar hay que destacar que según los cálculos de la comunidad veterinaria, más o menos cada año humano se equivale a cuatro en edad felina. De tal modo que un gato que nos lleva acompañando unos 10 años ya tendrá 40, y cuando llegan a los 15 años, ya estamos hablando de gatos que entran en la tercera edad felina.

Es un periodo que los puede llevar a una esperanza de vida de entre 16 y 21 años. De hecho recientes estudios demuestran que la esperanza de vida de los gatos se ha duplicado durante la última década. Sin duda el cuidado de los dueños y el hecho de que cada vez más el gato sea un animal más doméstico que callejero ha contribuido a que nuestros queridos felinos tengan una gran vida por delante.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros gatos seniors?

Para poder ayudarlos en primer lugar hay que entender qué cambios se producen en la vida de nuestros gatos una vez que alcanzan los 15-18 años. En primer lugar, por ejemplo, los gatos a esas edades comienzan a tener problemas en las articulaciones, de hecho, se les endurecen, un proceso que les ocasiona bastante dolor y hace que duerman más.

Otra cosa a tener en cuenta es que al moverse menos pasan a quemar casi la mitad de calorías, por lo que ayudarles a no engordar es importante para ellos. También suelen presentar en ese periodo de edad problemas en la dentadura que les ocasionan mucho dolor y molestias. Por otro lado los gatos mayores pierden los reflejos que les ayuda a no sufrir deshidratación, por lo que deberemos tener mucho cuidado y vigilar que nuestro felino beba agua varias veces a lo largo de la jornada.

Más síntomas que presentan en esa edad son problemas de agudeza visual y auditiva, de hecho muchos felinos pueden desarrollar a estas edades cataratas, además de cierta tristeza debida a la falta de secreción de ciertas hormonas como la serotonina.

En definitiva, si tu felino siempre necesita los cuidados de su amo, a partir de los 15 años es importante que nos demos cuenta de que tenemos un gato senior y que requiere de un pelín más de atención, paciencia y ternura.

Fuente: mascobox.com

Etiquetas: , , , , , , ,