“Por suerte para los gatos, cada vez más veterinarios entienden qué necesitan para su bienestar”

“Por suerte para los gatos, cada vez más veterinarios entienden qué necesitan para su bienestar”

 

Especializada en medicina felina, Llibertat Real, licenciada por la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza en 1995, actualmente ejerce su actividad dirigida a la medicina y cirugía felinas en la Clínica Veterinaria Ayavet, de Boadilla del Monte, en Madrid.

La Clínica Veterinaria Ayavet se fundó en el año 2001 y, entre sus especializaciones, destacan la medicina interna, cirugía, servicios generales como revisiones y vacunaciones, y medicina felina en todos sus aspectos: dermatología, odontología, medicina de poblaciones, etc. Suelen realizar toda clase de pruebas clínicas, como analíticas “la mayoría en la clínica, algunas más específicas las mandamos a un laboratorio externo”, comenta Llibertat Real. También resaltan los servicios de radiografías estándar y radiografías dentales, distintos sondajes y exploraciones bajo sedación. “Las ecografías y endoscopias las realizan compañeros especializados que ofrecen un servicio ambulante en la clínica”,  señala la veterinaria.

 

Enfermedades y tratamientos

 

Los gatos sufren distintas enfermedades, siempre dependiendo de tramo de edad en el que se encuentren o su hábitat, y si viven solos o en colectividad. La doctora Real comenta que “la enfermedad de vías urinarias (altas y bajas), problemas digestivos, infecciosos, enfermedad dental, procesos dermatológicos y neoplásicos son los problemas más habituales en los gatos”.

 

Para tratar las enfermedades, suelen aplicar desde analgésicos y antibióticos, “aunque  intentamos hacer un uso racional de ellos”, explica Llibertat Real, y distintas dietas de prescripción, medicamentos para tratar la náusea, fluidos para ser administrados por vía subcutánea o intravenosa y probióticos.

 

La doctora resalta que la fluidoterapia es un tratamiento muy importante en medicina felina, “pues muchos procesos frecuentes cursan con distintos grados de deshidratación (clínica y subclínica) y esta deshidratación contribuye a la presencia de náusea y anorexia, que agrava el cuadro”. Remarca que la analgesia es una parte fundamental de muchos tratamientos, ya que  muchas enfermedades que sufren cursan con dolor, pero los gatos esconden muy bien sus signos.

 

Casos frecuentes en la clínica

 

En la Clínica Veterinaria Ayavet ven distintos casos a diario de gatos enfermos. “Nos encontramos con una gran variedad de casos de primera y segunda opinión y también referidos por compañeros. Tenemos un porcentaje elevado de gatos que están acogidos por protectoras, asociaciones que cuidan a gatos, y gatos recogidos de la calle provenientes de colectividades”, añade la experta en medicina felina. Explica que los problemas urinarios, dentales, infecciosos y neoplásicos son, probablemente, los casos más frecuentes que suelen encontrarse en la clínica.

 

Avances en medicina felina

 

La doctora reconoce que el cuidado de los gatos ha ido cambiando con el paso de los años y los propietarios son cada vez más responsables. Desde su propia experiencia, señala que “con la crisis hemos notado que, aunque quieren cuidar a sus gatos, algunos propietarios retrasan el momento de traerlos a la clínica. Las asociaciones que recogen gatos hacen un gran esfuerzo por darles el mejor cuidado que pueden permitirse”.

 

En este sentido, algunos de los avances que se han podido identificar en los últimos años en medicina felina se refieren a diversos tratamientos. Por ejemplo, “ha habido avances en el tratamiento quirúrgico de la enfermedad obstructiva de vías altas, en la comprensión y enfoque de la enfermedad digestiva, en la detección de la enfermedad renal precoz, en el manejo de los gatos en la clínica, en su hogar y en cómo deben ser las clínicas para que los gatos estén más a gusto en ellas, entre otros”, remarca Llibertat Real. Y añade que, por suerte para los gatos, “cada vez más veterinarios entienden qué necesitan para su bienestar”.

 

Gracias a la tecnología y a los nuevos procesos de trabajo en las clínicas veterinarias, numerosas enfermedades felinas son investigadas y se van publicando artículos con los distintos avances. “Probablemente el tratamiento y diagnóstico de la peritonitis infecciosa felina y el diagnóstico precoz y capacidad de pronóstico, a largo plazo, en la enfermedad renal sean dos de las áreas más estudiadas”, comenta la doctora.

 

Ante todo, prevención

 

La prevención es la solución al desarrollo de muchas enfermedades que pueden evitarse. La doctora aconseja que los dueños sean muy observadores y se informen bien de cuáles son los requerimientos de su gato para tener una vida equilibrada y feliz en su hogar, “y acudir con regularidad a su veterinario para las distintas revisiones que vayan necesitando”.

 

Llibertat Real explica que los gatos, al ser depredadores solitarios, esconden muy bien los signos de enfermedad y, sin medicina preventiva, muchos procesos solamente son detectados en su fase terminal, lo que es muy triste para el dueño y el gato. “La cita de Benjamin Franklin `vale más una onza de prevención que una libra de cura´ es completamente cierta en medicina felina”, concluye.

Fuente: http://www.imveterinaria.es/noticia/1289/por-suerte-para-los-gatos-cada-vez-mas-veterinarios-entienden-que